Su prima pelirroja simplemente tenía ganas de chupársela