Sus dos primitas siempre querían chupársela